Lentes Polarizadas – Gafas de Sol

Las lentes polarizadas son especialmente interesantes para conducir un coche o para los deportes acuáticos o de nieve. Este tipo de lentes se utilizan tanto en las gafas de sol como en las gafas graduadas. Su principal ventaja es que reducen los reflejos en situaciones en las que la ausencia de éstos es especialmente importante.

Este tipo de lentes también se utiliza mucho para reducir el efecto de los reflejos de superficies reflectantes como la nieve, la superficie de un lago o el capó de un coche. Esto se consigue a través de un proceso llamado polarización. La polarización es similar a la forma como una persiana veneciana controla el paso de la luz solar en una ventana. En estos casos, los cristales polarizados impiden que los reflejos lleguen a quien lleva puestas las gafas de sol. El deslumbramiento se elimina porque las ondas de luz horizontales no pueden eludir el filtro polarizado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que las lentes polarizadas de las gafas de sol no ofrecen protección para todos los problemas de deslumbramiento. Si el usuario inclina su cabeza más de 45 grados, algunos reflejos de luz horizontales pueden entrar y causar algunos puntos brillantes. Algunos usuarios que utilizan lentes polarizadas en sus gafas de sol en zonas nevadas, notan que pierden cierto contraste entre la nieve y las sombras.

Los pescadores y los conductores son los que mejor aprovechan el beneficio de las lentes polarizadas en las gafas de sol. En estos casos, estas lentes evitan la mayor parte de los reflejos horizontales.

A modo de anécdota, comentar que las lentes polarizadas se utilizan también en las películas en tres dimensiones. Parte de la luz que se refleja desde la pantalla se polariza verticalmente mientras que otra se polariza horizontalmente. Esto significa que cada una de las lentes filtrará un tipo de ondas y no las otras, dando como resultado la sensación de 3 dimensiones. El cerebro del espectador toma ambas imágenes y las combina para crear una sensación realista de profundidad.

Aunque las lentes polarizadas en las gafas de sol han ganado popularidad durante los últimos años, aún existen algunas limitaciones para su uso.

Una de las desventajas más importantes es que reducen la cantidad de luz que ingresa en el ojo. Debido a esto, las lentes polarizadas no pueden utilizarse regularmente en gafas de sol con lentes claras, en especial si han sido prescriptas para corregir algún problema en la visión.

Algunos conductores comentan que las lentes polarizadas les causan distorsiones en las pantallas de cristal líquido (LCD) en las que los relojes y otros instrumentos del automóvil aparecen temporalmente ilegibles. Un problema similar ocurre con algunos usuarios que utilizan lentes polarizadas en sus gafas de sol en zonas nevadas. Estos usuarios notan que pierden la sensación de relieve y contraste entre la nieve y las sombras.

Las lentes polarizadas tampoco ofrecen protección en todos los casos de deslumbramiento. Si el usuario inclina su cabeza más allá de los 45 grados, algunos reflejos de luz entrarán a través de las ranuras y entre las franjas de polarizado y causarán algunos puntos brillantes.

Sin embargo, las lentes polarizadas han llegado a ser realmente populares, pues sus beneficios son mayores y mejores que estos inconvenientes.